Procrastinación. Ese mal que se confunde con vagueza

Procrastinación. ¿Qué significa?
Tendencia a posponer el inicio o conclusión de cualquier tipo de acción o decisión indefinidamente teniendo uno intención de realizarla.

Características psicológicas de los procrastinadores
Suelen ser personas perfeccionistas con baja autoestima. El hecho de ser perfeccionistas implica no el hacer las tareas de manera perfecta sino la falsa creencia de querer tener resultados perfectos en poco tiempo. Por lo que los objetivos que se suelen poner estas personas son muy altos y exigentes en un periodo corto de tiempo. También son personas con baja tolerancia a la frustración. Es decir, que son poco resolutivas a la hora de encontrar soluciones cuando surgen problemas. Todo esto se refuerza al procrastinar ya que la sensación de fracaso aumenta y de no capacidad de hacer las cosas. Como consecuencia las inseguridades y la baja autoestima se refuerzan surgiendo nuevos sentimientos de culpa y frustración.

Los procrastinadores tienen una acusada tendencia a escoger la gratificación inmediata y a no valorar las consecuencias a largo plazo. También es una manera de evitar poner a prueba realmente la capacidad del individuo, preservando el autoconcepto negativo de uno mismo a la vez que se dispone de una “excusa” adecuada.

Tipos de procrastinadores. ¿Qué tipo de procrastinador eres?

  1. Tipo arousal: aquellas personas que disfrutan de la adrelanila que les genera, el hacer las cosas en el último momento.
  2. Tipo evitativo: son aquellos que no se enfrentan a la tarea en cuestión por la ansiedad que les genera. Ya sea por las expectativas catastrofistas o la poca motivación suscitada.
  3. Tipo decisional: posponen decisiones sobre un tema que les genera ansiedad o estrés. Las anteriores pueden contener este tipo también.

Consecuencias de la procrastinación
Las personas que procrastinan tienden a sufrir más estrés y a presentar una peor salud mental en general, además de realizar menos conductas de búsqueda de ayuda. Tienen sentimientos de culpa y suelen tender a compararse con sus semejantes. La queja suele ser muy recurrente y una procrastinación mantenida en el tiempo puede dar origen a síntomas de depresión y ansiedad.

En casos en los que la persona procrastina de cara al trabajo o a los estudios. Las personas pueden recurrir a las mentiras y a las excusas. Dando sensación de desconfianza a sus superiores o profesores y generando situaciones incómodas que la persona puede vivir con angustia.

Pautas para dejar de procrastinar

  • Establece objetivos cortos y realistas sobre aquello a lo que te tienes que enfrentar.
  • Pregúntate cuánto te motiva la tarea. La procrastinación correlaciona alto con la motivación. Encuentra valor a lo que estás haciendo.
  • Sé consciente de que estás procrastinando para no enfrentarte a la tarea.
  • Si quieres evitar hacer cosas que te generan esfuerzo, hazlo. Pero con consciencia y sabiendo que seguramente tenga consecuencias negativas.
  • Haz un listado de todo aquello que te da miedo y empieza a enfrentarte por lo que menos ansiedad te genere.
  • Piensa que la procrastinación es una manera de no vivir el presente. Por lo tanto intenta ponerte alarmas, mensajes positivos y recordatorios que te hagan traer tu mente al aquí y ahora.

Si necesitas ayuda, ¡búscala! No procrastines..

Vídeo interesante sobre la procrastinación del programa Redes:

Terapia de pareja

¿Qué es la terapia de pareja? ¿Funciona? ¿Realmente merece la pena que un extraño nos ayude con nuestros problemas de pareja?

Ésta y muchas otras preguntas se suelen hacer las parejas cuando están atravesando una crisis.

Lo fundamental cuando se acude a una terapia de pareja es:

  • Que ambos estén de acuerdo en acudir a terapia (que ninguno se sienta obligado).
  • Si una de las dos partes tiene claro que no quiere continuar con la relación. La demanda debe ser clara, es decir. Ayudar a que la separación sea menos traumática para el otro, que se medie si hay hijos de por medio, etc.
  • Se necesita hacer un modelo previo individual de cada uno. Historia de aprendizaje, significados de pareja… y después se realiza el modelo común. Tenemos que ser conscientes que cuando llegamos a una relación todos venimos con una mochila propia que añadimos a la pareja. Y es necesario identificar mi mochila, la de mi pareja y la común.
  • La terapia de pareja muchas veces sirve para darnos cuenta de que no queremos estar juntos o lo que demandamos no tiene solución si no hay ruptura. Así que se debe ser consciente que al comenzar la terapia de pareja el objetivo nunca puede ser que el terapeuta devuelva el amor.
  • Muchas veces las pareja vienen juntas pero al cabo de algunas sesiones nos damos cuenta que la terapia sólo se necesita con uno de los dos miembros.
  • La terapia de pareja es más cara que la individual ya que no sólo se hace un modelo personal de un paciente sino que se tienen que hacer tres. El de cada uno de los miembros y el común por lo que el trabajo es triple para el terapeuta.

Espero que os haya dado algunas nociones básicas sobre en qué consiste la terapia de pareja!

Si necesitas info no dudes en contactar 😉

Patricia

Desempleo. Consecuencias y síntomas

Psicólogo MadridHace poco, para una web de psicología, contesté algunas preguntas sobre las consecuencias de llevar un tiempo en situación de desempleo.

Allá van!:

1. ¿Cómo nos afecta estar desempleados?

              Los problemas psicológicos dependen del periodo que la persona lleve desempleada. Es decir, si es un corto periodo de tiempo, las personas en situación de desempleo pueden utilizar ese tiempo para reciclarse, aprender idiomas, hacer deporte y otra serie de cosas que tal vez cuando trabajaban no les era posible. Es cierto que si la situación de desempleo se prolonga más de seis meses, estas personas pueden empezar a sentirse con síntomas de desesperanza y ansiedad por el futuro.

2. ¿Cómo afecta a nuestra identidad personal estar desempleado?

            Dependiendo de la persona, pero normalmente un trabajo a parte de estabilidad personal y económica, nos permite tener una buena imagen de nosotros mismos. Por supuesto si es un trabajo que nosotros valoramos y que nos gusta. Al final el estar en un trabajo a disgusto a largo plazo, puede producir los mismo síntomas que estar desempleado.

3. ¿Cómo afecta en el ámbito familiar la falta de trabajo?

             Tristemente es dependiendo del nivel económico de la familia. Es decir, si mi falta de trabajo no desestabiliza el estatus de la familia, seguramente no haya una notable diferencia. Ya que a la persona desempleada se le puede reubicar en el rol familiar. Puede pasar de la persona que trabajaba a la que ahora recoge a los niños, arregla el jardín o cuida de algún mayor. Si por el contrario la familia depende en buena parte o totalmente de esos ingresos, los problemas pueden ser diversos. Hablando en términos emocionales (que ya no materiales) habría apatía sexual en la pareja, ansiedad respecto al futuro de los hijos y posiblemente irascibilidad y cambios de humor

4. ¿Qué problemas de salud están relacionados con el desempleo? ¿Las personas sin trabajo enferman más?

              En general una persona que está en un constante estado emocional negativo tiene más probabilidades de enfermar ya que los niveles de serotonina suelen disminuir ante una depresión o ansiedad. La serotonina regula la ira, la agresión, la temperatura corporal, el humor, el sueño, el vómito, la sexualidad, y el apetito. Aumentando la probabilidad de sufrir trastornos de la conducta alimentaria o trastornos del sueño.

Al igual que en un estado de ánimo deprimido, el nivel de plaquetas puede disminuir. Teniendo más probabilidad de que contraigamos una gripe. Incluso hay estudios que relacionan el cáncer con los estados emocionales negativos.

5. ¿Qué consejos deberían seguir las personas sin trabajo? ¿Les ayudaría tener la misma rutina (levantarse, comer) que tenían cuando trabajaban?

              Es muy importante que sigan una rutina y unos horarios con periodos de descanso y de ocio. La búsqueda de empleo tiene que consistir en un trabajo en sí mismo. Incluso vestirse y ducharse por la mañana y empezar la jornada como otra persona cualquiera. Nada de quedarse en pijama todo el día, ya que el verte así a tí mismo no ayuda demasiado a la autoestima y a la seguridad en uno mismo.

Esencial fortalecer relaciones sociales y networking. Ya que al estar desempleado puede sentirse un poco aislado por lo que tiene que obligarse a relacionarse, salir y quedar con amigos y compañeros de trabajos antiguos. Por supuesto, hoy en día es fundamental tener un perfil en linkedin.

Mucho ánimo a todas aquellas personas en desempleo!

Síndrome postvacacional

Buenos días,

Os dejo un artículo en el que colaboro, de la web Psicología Online.

El artículo trata sobre la vuelta de las vacaciones y ese dichoso síndrome postvacacional tan conocido.

¿Quién no ha sentido esa tristeza y apatía a la incorporación al trabajo?

Pues allá van algunos consejillos varios que os ayudarán a sacar fuerzas!

Espero que os guste!

Volver al trabajo con una sonrisa

Ansiedad: esa emoción peligrosa

La ansiedad, es el trastorno emocional más común en psicoterapia privada.

Según datos de la OMS se prevee que cerca del 25% de la población sufrirá en algún  momento algún tipo de trastorno de ansiedad.

¿ Qué es la ansiedad?

Cuando nos referimos a ansiedad, hablamos de una emoción natural en el ser humano. La ansiedad nos ayuda en situaciones de peligro o amenaza, a huir y reaccionar rápidamente poniendo nuestro cuerpo en alerta. El problema es que nuestro cuerpo no entiende cuando la amenaza es real o irracional producidapor nuestra cabeza. Por lo que si constantemente, estamos mandando mensajes de preocupación y alerta a nuestro cuerpo lo natural es que reaccione de una manera ansiosa, preparándose para aquello tan temido.

Normalmente, la ansiedad produce síntomas depresivos, ya que un estado de ansiedad constante mantenido en el tiempo desarrolla sentimientos de indefensión, autoestima baja, inseguridad y bloqueo a la hora de solucionar problemas y tomar decisiones.

La ansiedad también suele producir aislamiento, ya que la persona empieza a sentirse cómoda sólo con determinadas personas (“no peligrosas¨) y en determinadas situaciones que considera seguras y fuera de peligro.

Síntomas físicos

Los síntomas físicos que produce la ansiedad, son diversos. Desde sensación de ahogo, hiperventilación, hipervigilancia, mareos, entumecimiento de manos y brazos, dificultad para tragar, taquicardia, tensión muscular, desrealización y despersonalización, sudoración excesiva, vértigos…

Estos síntomas puede ir desde una intensidad leve a una intensidad moderada o intensa. Normalmente son vividos con mucha angustia y falta de control. Lo que produce miedo y sensación de angustia. Lo que agrava más aún los síntomas y la intensidad de la ansiedad.

Por eso para controlar la ansiedad es fundamental saber en qué consiste y normalizarla. La ansiedad por sí sola no es peligrosa ni produce la muerte.

¿Qué variables personales influyen para desarrollar ansiedad?

La ansiedad está muy vinculada a un tipo de personalidad perfeccionista, dependiente, exigente consigo mismo y con los demás, crítica, obsesiva, controladora y relacionada a factores de aprendizaje de sobreprotección, culpa y exigencia por parte de los padres.

Normalmente, suele ocurrir un suceso crítico en la persona, en la que de alguna manera la ansiedad empieza a dispararse. Puede ser una muerte de un ser querido, un despido del trabajo, un cambio de residencia u otro suceso que la persona lo viva de manera desadaptativa.

Los trastornos de ansiedad son los más demandados en terapia pero también los más agradecidos a la terapia, ya que la terapia cognitivo-conductual tiene un alto grado de eficiencia con este tipo de trastornos.

¿Necesito medicación?

Algunos trastornos de ansiedad, como los trastornos obsesivos compulsivos y los trastornos de la conducta alimentaria, requieren de uso de fármacos combinados con psicoterapia. Ya que las compulsiones impiden muchas veces hacer una vida normal. El uso de fármacos reduce la sintomatología para que el terapeuta pueda intervenir a nivel psicológico. Siempre que se empiece un tratamiento farmacológico (ya sea recetado por tu médico de cabecera o por tu psiquiatra) es necesario combinarlo con psicoterapia, ya que al final los medicamentos no curan simplemente ponen un parche temporal al trastorno.

Los trastornos de ansiedad suelen tratarse con fármacos ya que los anxioliticos son muy efectivos a corto plazo. Los paciente muchas veces son reacios a tomar este tipo de medicación por que tienen miedo de engancharse y que se cree dependencia. Aún siendo cierto que son adictivos a largo plazo, si se toman de la manera correcta, seguidos por un profesional y acudiendo a psicoterapia no existe riesgo de adicción. La retirada siempre tiene que ser progresiva, el paciente al tener herramientas gracias a la psicoterapia lo normal es que no presente síntomas de dependencia a los fármacos.

De todas maneras, hay múltiples niveles de ansiedad, tal vez el tuyo no necesite medicación. Es fundamental que te valore un profesional.

Si estás sufriendo ansiedad, pide cita. Los trastornos de ansiedad SÍ tienen solución!

La Soledad

Siempre me he sentido como Scarlett Johanson en Lost in Traslation, con ese sentimiento de soledad y un poco de tristeza.

Psicólogo Madrid soledadEntre la demanda más frecuente de los pacientes está ese conocido sentimiento de soledad que todos hemos sentido alguna vez…
Cuando se convierte en una cosa muy frecuente podemos encontrar un problema y a una persona que está sufriendo.

Es como una emoción que viene de muy dentro y que sientes que estás solo viendo la tele, haciendo deporte, leyendo…
Casi en cualquier situación. No eres capaz de disfrutar de los momentos pequeños de la vida, esos que algunas personas demandan tanto, el “tiempo para uno mismo”. Y escuchar frases del tipo:”que ganas tengo de que llegue el fin de semana y estar solo”, “necesito disfrutar de tiempo para mí”. Este tipo de sensaciones hay muchas personas que no llegan a experimentarlas nunca y no lo podrán hacer sino encuentran una explicación de por que se sienten de esta manera o por qué no son capaces de disfrutar como lo hacen el resto de mortales del planeta.

El sentimiento de soledad, este sentimiento tan existencial, viene de hace mucho tiempo. Esta claro que, ha sido aprendido. Posiblemente para empezar a lo largo de tu vida hayas aprendido que por ti solo no ibas a ser capaz de hacer las cosas, que necesitabas a alguien más fuerte, más interesante, en definitiva: “mejor que tú” que te ayudase a completar esa parte de ti de inutilidad, de no competencia en la vida…

Este aprendizaje sobre la soledad, viene de muchos factores externos, familia, entorno… Se nos repiten diferentes mensajes a lo largo de la vida que al final se nos quedan en la cabeza y nos los acabamos creyendo e interiorizando. Vas creciendo con esa sensación de “no valgo por mi mismo”, “mis cosas no cuentan tanto como las de los demás” y esto te hace depender de ciertas personas.

Lo importante no es que empieces a pensar que si que vales, que las cosas que tienes y que haces son una pasada, por que básicamente no te lo vas a creer. Los mensajes que nos tenemos que dar a nosotros mismos consisten en otro tipo de mensajes más realistas.

Para empezar cuando a nosotros mismos nos decimos “estoy solo”, “nadie me quiere”; estamos siendo muy injustos con nosotros mismos. Posiblemente tenemos a más personas que cuentan con nosotros de las que creemos, seguramente no sean todas las que deseamos, por eso tal vez tenemos que empezar a hacer cambios en nosotros mismos para conseguir a esa gente que nos gustaría tener en nuestras vidas. Así que algo como ” vale, no tengo a todas las personas que me gustaría pero si que tengo gente que le importo aunque sea solo una” es más justo que decirnos ” estoy completamente solo”. Esto sería un cambio en nuestro lenguaje, más realista y enfocado a valorarnos un poco más. Secundariamente deberíamos empezar a pensar si realmente necesito a las personas para sobrevivir o me muero por esta cuestión. Por que morirnos solo lo hacemos por hambre o sed, no se puede morir de soledad. Se puede morir de las consecuencias que tenga esa emoción, como empezar a dejar de comer, dejar de cuidarnos… Pero no por que “alguien desaparezca de nuestras vidas” o “por que no tenga a nadie con quien salir el fin de semana”…

Esta pequeña reflexión sería el comienzo de un largo trabajo que aunque costoso se puede conseguir. El fin es encontrarnos a gusto con nosotros mismos y en consecuencia poder disfrutar de los demás, también.