¿Por qué nos parece caro acudir al psicólogo?

psicólogo

Hoy me gustaría hablaros de un tema recurrente en muchas conversaciones a la hora de hablar de terapia psicológica. En muchas conversaciones, tanto con amigos como con pacientes ha surgido la duda del elevado costo de una terapia psicológica. Me han preguntado a menudo la razón por la que acudir al psicólogo resulta tan caro. Llevándoles a veces a desechar la idea de acudir a un profesional psicológico. Así que ahí va…

¿Por qué nos parece caro acudir al psicólogo?

  1. Lo primero que hay que diferenciar es, psicoterapeuta de licenciado en psicología.

    Un psicoterapeuta, es un psicólogo con una formación de posgrado especialista en realizar psicoterapia. Ya sea con adultos, parejas o niños. La orientación (psicoanalítica, psicodramática, cognitivo-conductual, sistémica o humanista) va a determinar también los años de formación y el tipo de intervención que se realiza. Por lo que tendríamos uno de los primeros datos para valorar la tarifa del psicólogo: los años invertidos en formación (serían unos diez años de media) sumando cursos de actualización permanentes.

  2. El psicoterapeuta es un profesional autónomo.

    El cual debe estar dado de alta como trabajador por cuenta propia. Por lo tanto, tiene que pagar su seguridad social rigurosamente cada mes y realizar sus declaraciones a Hacienda trimestralmente.

  3. El psicoterapeuta en este caso debe estar colegiado. 

    Por ley tiene que estar acreditado como profesional sanitario, abonar las elevadas tarifas de test psicológicos, tener seguro de responsabilidad civil y seguro privado individual. Vamos a imaginarnos el elevado costo de todo esto, también incluimos aquí el alquiler del despacho y sus respectivos gastos.

  4. Un psicoterapeuta ha debido realizar terapia psicológica consigo mismo.

    Son unos 2-3 años de psicoterapia individual para poder ser un buen profesional. Esta inversión se paga por supuesto de su bolsillo. Si un terapeuta no realiza terapia personal muy posiblemente vuelque en el paciente carencias personales no siendo totalmente objetivo y sano el vínculo establecido.

  5. La inversión en un psicólogo es algo que te llevas para toda la vida.

    Es el aspecto más importante en todo este asunto. Realizas cambios a nivel mental y emocional que te van a ayudar a enfrentarte a las diferentes situaciones de estrés futuro. ¿No es motivo para pagar con gusto la tarifa?

Cuando vamos a un dentista, no nos planteamos lo elevado de sus tarifas porque podemos intuir que la maquinaria y los materiales utilizados son carísimos y razonamos que deben ser así. Pero cuando acudimos al psicólogo, no podemos entender todo el trabajo que hay invertido detrás de esa persona.

Me parecía importante disipar un poco las dudas sobre este tema tan controvertido para algunas personas. Por lo tanto, cuando un paciente busca terapia gratuita dudaría tanto de la calidad de esta terapia psicológica como del valor que el paciente da a ese espacio.

¡Espero haberos acercado un poco más a la profesión!

Patricia 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *