Celos ¿Cómo combatirlos?

Celos, celosa, celoso, desconfiado, desconfiada, controlador, controladora…

Muchas personas se sentirán identificadas con estas palabras. Porque las han escuchado de sus parejas o por que son ellas las que están sufriendo los celos de otra persona.

Se pueden sentir diferentes tipos de celos, hacia amigos, hermanos, conocidos… Yo me voy a centrar en los celos amorosos, causa de muchas rupturas y conflictos.

¿Qué son los celos? Sería una reacción desproporcionada que experimenta una persona al interpretar una situación o echo como causa de que su pareja le esta siendo infiel o tiene intención de hacerlo.

Esta interpretación es completamente subjetiva a la persona ya que nunca se puede estar seguro de lo que esta pensando el otro o controlar lo que puede hacer.

Las reacciones pueden ser diversas, pero normalmente son ataques de ira o agresividad hacia el otro con conductas obsesivas de comprobación de móviles, e-mails y cualquier acto de control que conlleve la aparente “seguridad” de la persona celosa.

Estas conductas son experimentadas por la persona que las sufre como muy desagradables, ya que se siente controlada, agobiada y con sensación de estar justificando sus actos todo el tiempo. Esta persona puede identificar al otro como alguien que no le gusta que su pareja sea feliz, como agresivo y antisocial. Lo que ocurre es que detrás de la persona celosa hay mucho sufrimiento, inseguridad y mucho miedo a fracasar en la relación, aspectos que no son vistos por la pareja que se queda con los actos finales de todas esas inseguridades.

Esta claro que hay parejas que van a sumar o restar estas  características, una persona más extrovertida o más sociable, con más amigos y amigas puede ocasionar más situaciones que son interpretables como amenazantes que alguien que sea mas introvertido y que sus aficiones sean leer un libro los sábados noche.

Una de las principales cosas que trabajo en terapia es como la persona ve la relación, que es para ella una pareja y si la persona con la que esta ve a la pareja de la misma manera. También es importante definir que cosas de la otra persona nos hacen felices y si merece luchar por la relación o es alguien que no nos tiene en consideración y muchas veces provoca situaciones que nos van a hacer sentir incómodos.

Una vez tenemos estos aspectos claros, es importante asumir que cuanto mas controlamos al otro, en vez de acercarle más lo alejamos y posiblemente con estas actuaciones, el ser abandonados o a que nos sean infieles, aumenta la probabilidad. Ya que no estamos haciendo feliz a la otra persona. Esto puede que no alivie el sentimiento de celos pero tenemos que ser conscientes y responsables de nuestras actuaciones.

Los celos son causa de mucho sufrimiento para ambos y muchas veces se convierte en la causa de la ruptura de la pareja. También es cierto que existe la idea errónea de que que si soy celoso es por que quiero mucho a mi pareja. Realmente es, si soy celoso es porque estoy muerto de miedo a que me dejen y no podría soportarlo.

Como última reflexión pensar que nadie en este mundo puede estar seguro de que no le vayan a ser infiel, hay millones de personas en el mundo y es una cosa que hay que vivir con ella y aprender a dejarla en un ladito de nuestra cabeza.

Así que si quieres trabajar los celos, ponte en contacto con Help y te ayudaremos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *