Mindfulness

¿Conocéis el mindfulness o las terapias de 3ª generación?

Hoy en día se han puesto de moda las llamadas  “terapias conductuales” o de 3ª generación. Dentro de ellas tendríamos la terapia de aceptación y compromiso, la terapia de conducta dialéctica, la psicoterapia analítica funcional y el conocido mindfulness o atención plena. Todas estas terapias son compatibles con la terapia cognitivo-conductual y de hecho se puede utilizar como herramientas de trabajo en psicoterapia. Yo nunca las utilizaría como una terapia en sí misma, solamente como un complemento para trabajar el presente y no centrarse en las obsesiones o rumiaciones.

El mindfulness, la atención plena o el “darse cuenta” es un elemento común de las terapias de 3ª generación. Su máxima es:  “lo que importa es el momento presente”. Se pretende que el paciente esté en el mundo en el momento en el que se encuentran las oportunidades de interacción con él. El no atender el momento presente, solo refuerza las emociones de ansiedad, culpa y miedo. Es completamente desadaptativo ya que no nos deja actuar de manera natural y espontánea por lo que nos reduce la oportunidad de sentir, actuar y modificar el entorno.

Como vemos, esta técnica conductual hace que nos podamos concentrar mejor en el momento presente y por lo tanto disfrutar más de nuestra vida. Lo que yo denomino vivir en el “Aquí y ahora”.

Estas técnicas están indicadas sobre todo para casos graves en los que el psicólogo centra su intervención en mejorar la calidad del paciente pero no pudiendo solucionar el problema: dolor crónico, enfermedades degenerativas, depresiones crónicas… El trabajo consiste en la aceptación del malestar y en enseñar al paciente la funcionalidad de las emociones negativas. Sin aceptación no hay curación. El mindfulness, combina relajación, meditación y técnicas de concentración. Por ejemplo, un ejercicio que podemos hacer de mindfulness es coger una pasa. Centrarnos en sus texturas, colores, formas… después, introducirla en la boca, sin comerla ni masticarla. Experimentado la rugosidad de la pasa y sus formas. Al masticarla, centrarnos en el gusto, los sabores que estamos teniendo en ese momento. Son técnicas para entrenar el cerebro. Como bien se explica en el segundo vídeo que os he puesto más abajo, el cerebro no envejece por lo que siempre está en continuo aprendizaje. Es un órgano plástico que podemos moldear y enseñar nuevas formas de pensar. Pero para eso se necesita ejercicio. El mindfulness con sus técnicas ayuda a entrenar nuestro cerebro.

En resumen, las terapias de 3ª generación nos ayudarían a completar la terapia cognitivo-conductual y a trabajar no solo desde una terapia racional sino también desde una terapia más emocional. Ya que estamos hechos de emociones desde que nacemos y aprender a conocer nuestras emociones y a tolerarlas es fundamental para conseguir la felicidad.

Os dejo algunos vídeos:

 

Un cordial saludo,

Patricia

Terapia de pareja

¿Qué es la terapia de pareja? ¿Funciona? ¿Realmente merece la pena que un extraño nos ayude con nuestros problemas de pareja?

Ésta y muchas otras preguntas se suelen hacer las parejas cuando están atravesando una crisis.

Lo fundamental cuando se acude a una terapia de pareja es:

  • Que ambos estén de acuerdo en acudir a terapia (que ninguno se sienta obligado).
  • Si una de las dos partes tiene claro que no quiere continuar con la relación. La demanda debe ser clara, es decir. Ayudar a que la separación sea menos traumática para el otro, que se medie si hay hijos de por medio, etc.
  • Se necesita hacer un modelo previo individual de cada uno. Historia de aprendizaje, significados de pareja… y después se realiza el modelo común. Tenemos que ser conscientes que cuando llegamos a una relación todos venimos con una mochila propia que añadimos a la pareja. Y es necesario identificar mi mochila, la de mi pareja y la común.
  • La terapia de pareja muchas veces sirve para darnos cuenta de que no queremos estar juntos o lo que demandamos no tiene solución si no hay ruptura. Así que se debe ser consciente que al comenzar la terapia de pareja el objetivo nunca puede ser que el terapeuta devuelva el amor.
  • Muchas veces las pareja vienen juntas pero al cabo de algunas sesiones nos damos cuenta que la terapia sólo se necesita con uno de los dos miembros.
  • La terapia de pareja es más cara que la individual ya que no sólo se hace un modelo personal de un paciente sino que se tienen que hacer tres. El de cada uno de los miembros y el común por lo que el trabajo es triple para el terapeuta.

Espero que os haya dado algunas nociones básicas sobre en qué consiste la terapia de pareja!

Si necesitas info no dudes en contactar 😉

Patricia

Síndrome postvacacional

Buenos días,

Os dejo un artículo en el que colaboro, de la web Psicología Online.

El artículo trata sobre la vuelta de las vacaciones y ese dichoso síndrome postvacacional tan conocido.

¿Quién no ha sentido esa tristeza y apatía a la incorporación al trabajo?

Pues allá van algunos consejillos varios que os ayudarán a sacar fuerzas!

Espero que os guste!

Volver al trabajo con una sonrisa

Mobbing o acoso laboral

En este post me voy a centrar en un tema muy importante hoy en día y más aún en esta etapa de crisis en las que las empresas a veces presionan al empleado para que abandone la empresa y así ahorrarse la indemnización, hablo del  mobbing o acoso laboral.

Dentro de los diferentes acosos laborales, me voy a centrar en el acoso laboral psicológico en el trabajo. Este tipo de acoso es un fenómeno complejo formado por uno o varios actores, compañeros de trabajo , jefe o jefes…

Podemos encontrar tres tipos:

  • Ascendente: el que sufre un superior por sus subordinados jerárquicos
  • Descendente: el que sufre una persona o grupo por su superior jerárquico.
  • Horizontal: El que se produce por la actuación de compañeros de igual o similar rango jerárquico.

Las diferentes personas que han acudido a mi consulta por esta problemática sufrían de: ansiedad, baja autoestima, inseguridad, síntomas depresivos y un deterioro general a nivel laboral y personal.

Es una situación que le puede ocurrir a cualquier persona, no existen variables personales que puedan incrementar la probabilidad de que te ocurra ya que las causas de mobbing pueden ser muy diversas.  Eso sí, la manera de afrontar la situación y de detectarla ya depende de cada persona.

Si estás viviendo una situación de acoso laboral no dudes en pedir ayuda.  Aquí te doy algunos consejos para empezar:

  1. Describe la situación que estás viviendo con el máximo detalle. Desde cuando sucede, quiénes están involucrados, cómo era la situación anteriormente…
  2. Detalla qué conductas, gestos, actitudes, sentimientos, pensamientos están presentes en el momento actual.
  3. Que consecuencias estás experimentando como resultado de esta situación. A nivel laboral, personal y social.
  4. Evalúa que comportamientos están teniendo que puedan estar manteniendo el problema.
  5. Que causas atribuyes para que la persona o personas se estén comportando de esa manera.
  6. Intenta no verte como una víctima indefensa sino como una persona qué tiene mucho que decir en esta situación y decisiones que tomar (por duras que sean).
  7. Intenta pensar en lo peor que podría ocurrir y lo mejor, si la situación se mantiene.
  8. Piensa en que puedes tú cambiar de la situación, cómo ser más activo y hacerte valer más.
  9. Haz una lista de las diferentes opciones de cambio y enumérala en orden de importancia para ti.
  10. Haz un diario de todo lo que te vaya sucediendo y guarda pruebas en caso de que más adelante quieras denunciar.
  11. Intenta desdramatizar y pensar que seguramente sean personas que si se comportan de esa manera no son personas felices, las personas seguras de sí mismas y felices viven su vida y dejan en paz la de los demás.
  12. Por supuesto, comparte tu problemática con alguien, no estás solo y no te avergüences de la situación

¡Decídete y muévete! Eres el único que puede cambiar tu situación.

STOP Mobbing o acoso laboral